¿Puedes jugar Rocket League con un volante?

Rocket League -
rocket league con volante
Espera, ¿quieres jugar Rocket League con un volante? Bruh... | © Psyonix

¿Acaso es posible jugar Rocket League con un volante? Le damos una mirada a cómo funciona, y qué pensamos al respecto.

¿Perdiste la razón? ¿Por qué alguien quisiera jugar Rocket League con un volante? ¡Eso haría el juego imposible! Pero bueno, si nos lo piden, lo concedemos. Por ello, estamos aquí para cumplir esa alocada fantasía tuya. No estamos aquí para dar opiniones. Pero bruh... es absurdo jugar Rocket League con un volante. Bueno, ya no te juzgaremos más. Esta es nuestra guía.

Si quieres jugar Rocket League, y evitar la experiencia de perder al jugar Rocket League con un volante, entonces lee otros artículos del juego primero:

¿Puedes jugar Rocket League con un volante?

Sí, puedes jugar Rocket League con un volante. El juego es compatible con casi cualquier accesorio tipo volante. Así que si querías jugar un juego con tu Logitech G29 o algo parecido, siéntete libre de hacerlo. Pero bruh... cierto, cierto, dijimos que no te volveríamos a juzgar.

Cómo jugar Rocket League con un volante

Para poder jugar Rocket League con un volante, todo lo que necesitas es conectar tu volante y ajustar las configuraciones según se necesite. Es muy simple y fácil, y vas a querer ajustar los controles a algo con lo que te sientas cómodo y feliz. Para ser honestos, te dará de qué pensar, así que mejor mira este video para tener una idea de cómo hacerlo:

¿Deberías jugar Rocket League con un volante?

No, jugar Rocket League con un volante es poco preciso y hará que tengas que volver a aprender a jugar. Para ser honestos, es una idea terrible y deberías evitarla. Sí, es posible. Sí, puede que te diviertas algo, pero nunca serás un maestro del juego, y nunca te convertirás en un dios de Rocket League, ni te ganarás el respeto de tus amigos. ¿Jugar Rocket League con un volante? Bruh...


Leer más:

Visita MyEarlyGame para una experiencia gratuita y personalizada. Déjanos un comentario a través de Twitter y Facebook.

El artículo original fue escrito por Evan Williams.