EarlyGame | Microsoft está perdiendo la batalla de las consolas, pero…
Esta es una generación de consolas extraña...

Microsoft está perdiendo la batalla de las consolas, pero ganando la guerra

Gaming
microsoft losing battle fallout bethesda thumbnail
Tienes que admitirlo: ¡esa asociación con Bethesda fue una jugada genial! | © Bethesda

No es una gran exageración pronunciar la siguiente frase: Microsoft está perdiendo la batalla de las consolas esta generación. Hasta febrero de 2021, la PlayStation 5 había vendido alrededor de 4,5 millones de unidades, frente a solo unos 2,8 millones de ventas de Xbox Series X (estadísticas confirmadas por Ampere Analysis). En el momento de escribir este artículo, las ventas de PS5 se sitúan en torno a los 8,6 millones, mientras que las cifras de ventas de Xbox Series X siguen siendo más o menos desconocidas.

¿A qué me refiero?

Bueno, parece bastante obvio, ¿verdad?

La PlayStation 5 se está vendiendo como churros y, al menos en febrero, está superando con creces a su homóloga Xbox. Ahora, voy a hacer una afirmación que, teniendo en cuenta las cifras que acabo de mostrar, puede parecer un poco descabellada: Microsoft sigue ganando la guerra de la nueva generación. ¿Por qué? Bueno, tenemos una palabra para ti: Game Pass. (Nota del editor: dos palabras, pero quién lleva la cuenta).

Aunque no es el único factor en esta discusión, Xbox Game Pass es una nueva y salvaje pieza de tecnología, quizás un Netflix de los juegos. Si Netflix tiene alguna historia que contar, es que ha tomado el mundo por asalto, y ahora es el servicio de suscripción más grande del mundo, con 183 millones de suscriptores a partir de marzo de 2020. Son cifras anteriores a Covid. ¡Imagina cuántas personas están suscritas ahora!

A través de la nube, podremos ofrecer una sólida experiencia de juego a cualquier persona conectada a Internet, incluso en los dispositivos menos potentes, dispositivos que la gente ya posee.

- Phil Spencer sobre el Xbox Game Pass, entrevista en Windows Central.

Comparado con los recuentos de suscriptores de un gigante mediático como Netflix, Xbox Game Pass parece un poco infantil. Con unos 18 millones de suscriptores en el momento de escribir este artículo, parece un bebé comparable, sobre todo teniendo en cuenta el número de personas que han comprado directamente la PS5, una adquisición mucho más cara. Parece que ahora mismo me estoy equivocando, pero confía en mí, esto va a llegar a algún sitio.

Durante un periodo de seis meses en 2020, los suscriptores de Xbox Game Pass crecieron más del cincuenta por ciento. Es decir: De 10 millones hasta 15 millones. Desde entonces ha crecido exponencialmente. Su crecimiento es impresionante, y predigo que seguirá creciendo, sobre todo después de una presentación increíblemente exitosa en el E3 2021. Hay dos razones para ello...


1. El acuerdo entre Microsoft y Bethesda cambia el juego

Microsoft y Bethesda, como seguro que sabes, han unido sus brazos, con su demencial línea de juegos, todos ellos llegando en exclusiva a Xbox y Xbox Game Pass. Esta biblioteca incluye clásicos como The Elder Scrolls V: Skyrim, los juegos de Fallout, Doom, y toneladas más. Es un acuerdo masivo que cambia el juego para PlayStation, porque la PS5 ya no tendrá juegos que quizás no eran exclusivos, pero que sin duda fueron vendedores del sistema durante las generaciones de PS3 y PS4.

El anuncio ha tenido poca repercusión, posiblemente porque hasta el E3 2021 se tenían muy pocas noticias de lo que esto significa. Ahora lo sabemos: la PS5 no recibirá Starfield. Esto es enorme, uno de los juegos más esperados de la historia no llegará a PlayStation. Hay montones de otros ejemplos, y no sabemos si juegos como este pueden llegar finalmente a la PS5, pero sí sabemos que se lanzarán en los sistemas de Microsoft.

2. Un impresionante catálogo de juegos exclusivos

¿Cuántos exclusivos tiene ahora en fila Microsoft? ¿Diez, veinte, o algo así? Seguro que no tienen los grandes juegos para un solo jugador que tienen los sistemas PlayStation, pero seguro que tienen una línea sólida. ¿Combinar los Halos y los Gears of Wars del mundo con Bethesda? Es la receta perfecta para el éxito. Una receta deliciosa, una receta que garantiza la impresión. Hablando de recetas, ¡tienen hasta una mininevera!


¿Qué significa esto para Microsoft?

Bueno, Microsoft lo está petando. Sí, la Xbox Series X se está quedando atrás en cuanto a números de ventas, pero eso está fuera de lugar. Siempre nos quedamos atrapados en este acertijo de pensamiento estrecho cuando hablamos de la guerra de las consolas. O Xbox o PlayStation -las consolas físicas en sí, no el ecosistema-, pero no Nintendo. Eso es todo, y no hay una conversación más amplia que mantener. Hay un problema inherente a esta forma de pensar:

La industria de los videojuegos es fluida, cambia mucho más y mucho más rápido que otras industrias comparables como el cine y la televisión.

Si Netflix puede cambiar toda la industria de la televisión en menos de una década, imagina lo que puede hacer Microsoft con Game Pass. Va a ser algo a lo que habrá que estar muy atentos, y por las noticias que hemos presenciado en los últimos más de seis meses, sin duda va camino de tener un gran éxito. Es, casi con toda seguridad, el futuro de los juegos.

En otras palabras: Puede que Microsoft esté perdiendo la batalla de las consolas, pero sin duda está ganando la guerra...

***

Otras columnas que deberías consultar:

¿Por qué te ofendes? Deja de ser snob con el sexo en los juegos

Los videojuegos están convirtiendo a los niños en asesinos