La hipocresía de la campaña contra el racismo de Call of… | EarlyGame
Haz lo que yo diga, no lo que yo haga...

La hipocresía de la campaña contra el racismo de Call of Duty

Call of Duty
El fantasma del racismo en Call of Duty
Deberíamos tomar medidas enérgicas contra el racismo. También debemos practicar lo que predicamos | © Activision

Activision se encuentra en medio de una ola de baneo masivo de jugadores acusados ​​de racismo, misoginia y otros comportamientos desagradables. Aparentemente la decisión de eliminar más de 350,000 cuentas de Call of Duty tiene sentido: fomentemos una comunidad amable, inclusiva y diversa, ¿verdad? Bueno, el problema es que esta decisión se debe a algo mucho más siniestro...

El 8 de mayo, el editor de Call of Duty, Activision, despidió a Jeff Leach, el actor de voz que interpretó a Ghost en Warzone. ¿La razón? Comentarios ofensivos y [supuestamente] sexistas que se consideró que Leach había dicho en Twitch. Leach se disculpó, pero aún está fuera de Warzone (al momento de escribir este artículo). Su disculpa de Twitlonger decía mucho: la mafia de Twitter estaba enojada y sin piedad.

Me arrepiento de tergiversar mis verdaderas intenciones y me disculpo con las personas y los socios comerciales a los que puedo haber afectado negativamente por estos arrebatos. Esto incluye a mis increíbles seguidores, moderadores que han trabajado incansablemente para proteger nuestra pequeña comunidad en línea y las empresas que me brindaron oportunidades y confianza y a quienes he defraudado. - Extracto de la disculpa de Jeff Leach en Twitlonger.

Por esta falta de piedad, Leach no solo perdió su puesto, sino que fue víctima del mismo tipo de hostigamiento virulento del que había sido acusado en primer lugar. Para ser claros: no estoy diciendo que, si las acusaciones son cierta, Jeff Leach no debería ser cuestionado al respecto, ni estoy diciendo que no debamos tener esta conversación.

¿Qué estoy diciendo? El doble rasero es agotador: predica con el ejemplo, Activision.

Una vez más: Activision tiene derecho a señalar el sexismo, tiene derecho a señalar el racismo, tiene derecho a banear a cualquier individuo de sus plataformas (si incumplen los términos del servicio, por supuesto). El problema es que Activision, durante las últimas dos décadas, ha lanzado continuamente videojuegos que perpetúan los estereotipos exactos y la toxicidad contra los que ahora parecen estar librando una guerra. Como muestra:

Desde sus inicios, Call of Duty ha sido una franquicia sobre Estados Unidos. Una franquicia sobre los enemigos de Estados Unidos. Una franquicia sobre a quién Estados Unidos considera incivilizado, a quién deben salvar y quién podría aprender de la poderosa rueda estadounidense de la libertad, y eso está bien. Sin embargo, en la práctica, ¿Qué significa esto?

Disparar a los rusos está bien.

Disparar a vietnamitas con sombrero de paja redondo está bien.

Disparar a "árabes" está bien.

Disparar a los nazis alemanes está bien.

Aquí llega la advertencia: ¡Todo eso está bien! Es un videojuego y, concretamente, un videojuego sobre violencia. El otro tema es que no todos los medios tienen porque tener conciencia social, ni necesitan tener algún tipo de mensaje más importante o profundo. Pueden ser simple diversión. Indiana Jones es una película estupenda, a pesar de su representación de la gente del Medio Oriente, escandalosa en la actualidad. La mayoría de los éxitos de taquilla de acción de Hollywood demonizan a uno u otro grupo demográfico; es [por desgracia] una práctica habitual. 

Lo ha sido desde la Segunda Guerra Mundial, y probablemente siempre lo será. Primero los alemanes y los japoneses, luego los rusos, los vietnamitas, los coreanos y ahora los pueblos islámicos del Medio Oriente como los iraníes, iraquíes y afganos. Cualquier arte y entretenimiento que consumamos se verá afectado por el contexto político de la época, y dado que la mayoría de los videojuegos son desarrollados por una empresa estadounidense (o al menos occidental), no sorprende que sea así.

El clip de arriba ejemplifica exactamente lo que quiero decir, Y es una de mis películas favoritas. Por mucho que ame a Harrison Ford, por mucho que disfrute esas películas, hay que admitir que su "representación" no es... la mejor.

Entonces, ¿cuál es mi punto?

Activision debería analizar con cuidado su historial si van a comenzar a despedir a personas y a banear a usuarios basándose en este tipo de cosas. Está bien que tomen medidas enérgicas contra los jugadores que cometen abusos. Es lo que deben hacer. Si Leach está acosando a las mujeres, como se alegó, deben actuar de acuerdo con sus políticas internas.

Todo lo que digo es que parece un poco extraño que una empresa con un historial tan terrible salga ahora como predicadores de la inclusión, el antirracismo, los cruzados contra el sexismo, en una guerra para librar al mundo de tontos y sinvergüenzas. Es hipócrita y el signo de una empresa cuyas relaciones públicas internas están muy por delante de las historias que sigue contando a los jugadores.

Sería diferente si los juegos de Call of Duty de los que estoy hablando tuvieran diez o veinte años. Si hubieran comenzado a publicar contenido con mayor conciencia social en los últimos años, entonces fantástico, todo el poder para ellos. El problema es: no lo han hecho.

No fui capaza de terminar la campaña de Black Ops Cold War. Fue impactante. No soy escrupuloso, pero mientras me sentaba allí delante de cientos de las representaciones más incómodas y dignas de vergüenza del Viet Cong que he visto en mi vida, no pude evitar echar un vistazo al calendario. Me hacía la misma pregunta una, y otra, y otra vez.

¿La pregunta? ¿No estamos ya en el 2021?

Puedes hacerlo mejor, Activision, puedes hacerlo mejor, Treyarch. De hecho, todos podemos hacerlo mejor...

***

Otras columnas que te interesarán...

El problema del racismo en Warzone

¿Por qué te ofendes? Deja de ser snob con el sexo en los juegos

Los videojuegos están convirtiendo a los niños en asesinos

El artículo original fue escrito por Evan Williams.